viernes, 26 de junio de 2020

EL MAPA DE LOS AFECTOS (ANA MERINO)



Me alegra que la obra El mapa de los afectos de Ana Merino haya tenido el Premio Nadal 2020. Con este premio son muchas las escritoras que han conseguido su reconocimiento literario. En nuestra mente está la primera convocatoria en 1945 que fue concedido a Nada de Carmen Laforet.
La novela de Ana Merino me ha sorprendido gratamente. Se trata de relatos cortos en los que muestra las vivencias cotidianas de unos personajes que viven en un pueblo del Medio Oeste norteamericano (la escritora conoce bien esa zona porque parte de su vida trascurre allí), aunque también tienen lugar algunos episodios en España. Comienza con una aparente sencillez, pero a medida que leemos vamos encontrando una cohesión y una relación en las vidas de todos los personajes de la novela realmente sorprendentes. 

La historia de un asesinato, con sus consecuencias, vertebra el argumento general, pero hay narradas muchas pequeñas y grandes historias a lo largo de los relatos, manteniendo el interés por saber qué ocurrirá en el siguiente. Todos tienen bastante contenido y fuerza, tratando temas y situaciones muy diferentes, con muchos detalles pero de una forma concisa, como si no les sobrara ninguna palabra. Como la acción se desarrolla a través de los relatos, a veces se da coetáneamente y en otras ocasiones, por algún dato, de una manera sutil o directamente, presenta un paso más en el tiempo y hace avanzar la trama. En mi opinión, está muy bien conseguida la forma tan delicada con la que Ana Merino realiza estos avances en la trama y en el tiempo. Otro de los aciertos ha sido el de los vínculos y las conexiones entre los personajes. Crear esos puntos de unión entre ellos es bastante difícil, debido a su diversidad y gran número, lo que hace aún más complicado ese engranaje coral.
Ana Merino es una autora poco conocida, El mapa de los afectos es su primera novela, pero en su trayectoria literaria se encuentra la poesía, con la que ha conseguido varios premios. También ha escrito teatro, es especialista en teoría y análisis del comic y organiza talleres de creación literaria. En esta novela de relatos entrelazados donde hay muchas voces, ha conseguido darle una unidad calidoscópica y plasmar y reflejar ese mundo tan complejo de las relaciones humanas. En ellas, las casualidades y el propio desarrollo de la vida hacen crecer la acción y la trama. 

Una escritura correctísima que me ha hecho recordar los relatos de la Premio Nobel de Literatura Alice Munro.
Hemos leído El mapa de los afectos en los clubes de lectura de la Biblioteca, pero tendremos que esperar al próximo curso para poder compartir nuestros comentarios en las reuniones mensuales que venimos realizando. Lo importante es que poco a poco podamos volver a la normalidad. Con esa ilusión seguimos leyendo.

viernes, 5 de junio de 2020

El verano sin hombres (4) por Isabel Pérez Sánchez





Tenía muchas ganas de leer este libro, El verano sin hombres (2011), y estos días de encierro me lo han permitido. Había leído de Siri Hustvedt: Vivir, pensar, mirar (2012) y La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres. Ensayos sobre feminismo, arte y ciencias (2017) y me di cuenta del vasto conocimiento que tiene la autora de un amplío abanico de disciplinas y la capacidad para unirlas en su discurso: psicoanálisis, teoría literaria, historia del arte, neurobiología, feminismo, psicología Aunque su primera vocación fue la poesía, logra con sus novelas y ensayos “en los que la memoria, la ciencia, el arte y la reivindicación de las creadoras olvidadas se dan la mano” el Premio Princesa de Asturias de las Letras de 2019.
            En esta novela, narrada casi como un diario, en el que la protagonista se dirige continuamente a las personas que estamos leyéndola empleando expresiones como: os daréis cuenta, diréis, a vosotros que estáis al otro lado de la página, os diré… La autora trata el abandono de un hombre a su mujer, después de treinta años de matrimonio, diciéndole que necesita una “pausa” (que tiene nombre, joven y francesa). Ella queda tan destrozada que la ingresan en un psiquiátrico y cuando sale se va a su pueblo natal donde vive su madre. Será un verano en el que estará con ella y con las amigas que forman parte de un club de lectura, con un grupo de chicas adolescentes a las que enseñará poesía, con la joven vecina que tiene dos hijos, con su hija, hablará con su psiquiatra, con su hermana, es decir, toda una amplía galería de mujeres. Ese verano sin hombres, donde se produce la catarsis, es también una pausa en su vida, en el que nos relata su recorrido personal, qué hacer, cómo curarse y superar ese vacío que le ha producido la separación. En ese tiempo la protagonista toma distancia de su vida anterior y escribe un relato sobre lo que va sucediendo, una escritura que le ayuda a ordenar y entender lo ocurrido y que la salva. Pero la autora no lo trata de una manera triste, ni con sentimentalismos, es más, ella misma denomina esta novela como una comedia feminista.
            Pero lo que hace diferente a este argumento es todo lo que además introduce Siri Hustvedt en el texto: temas relacionados con la ciencia y la neurobiología, sobre las diferencias entre hombres y mujeres, estudios de biología, psicología y psiquiatría hay poesías, cartas, correos electrónicos, dibujos reflexiones sobre el proceso creativo, la filosofía, la literatura, el cine... Es una escritora que tiene una gran capacidad para unir lo intelectual, lo científico, con lo puramente narrativo, transmitiendo vivencias cotidianas y personales, interioridades del sexo femenino, la amistad y complicidad entre las mujeres.
            Todo esto me lleva a pensar en la forma, el contenido y la perspectiva de escribir siendo mujer. Hustvedt tiene una dificultad añadida al ser esposa de Paul Auster y ha sabido marcar la diferencia en todo lo que escribe. Y, por otra parte, me acuerdo de la lectura de Carmen Martín Gaite en su ensayo Desde la ventana, en el que trata la dualidad de los textos literarios escritos por mujeres, en los cuáles necesariamente siguen la herencia cultural establecida, pero además tienen el afán de mostrar sus propias voces, llegando a formular una pregunta clave ¿Pero te das cuenta de que eso sólo podría haberlo escrito una mujer? La escritura de la escritora Hustvedt tiene particularidades muy específicas que sin duda está marcando nuevos caminos para los textos escritos por mujeres y para la literatura en general. 


EL MAPA DE LOS AFECTOS (ANA MERINO)

Me alegra que la obra El mapa de los afectos de Ana Merino haya tenido el Premio Nadal 2020. Con este premio son muchas las escritoras ...

Datos personales

Mi foto
La Biblioteca se encuentra situada en las dos últimas plantas del Centro Cultural Alfonso X El Sabio. Incluye : sala infantil, préstamo, hemeroteca, sala de consulta y administración y trabajos técnicos.