lunes, 30 de octubre de 2017

Especial Halloween


¡Buenas tardes! 

Aquí os traemos el nuevo post temático: Especial Halloween. Hoy, martes 31 de octubre se vive una de las noches más terroríficas del año. La festividad celta en honor a Samagín, Dios de los muertos, tiene fecha de origen desconocido; pero es sin duda una tradición que lleva milenios celebrándose en los países del norte y que, poco a poco y con su mezcla con otras culturas y religiones, ha ido desembocando en lo que conocemos hoy día. Los celtas, pueblo muy supersticioso ligado a la naturaleza, le daban mucha importancia a los ciclos estacionales. Así, el año se dividía en dos grandes épocas: el verano (asociada con la vida) y el invierno (con la muerte). Las creencias de los druidas afirmaban que, en la noche del 31 de octubre, Samagín convocaba a los muertos para que pasasen «al otro lado». Es decir, del mundo de los fallecidos, al de los vivos. Sin embargo, estos espíritus podían llegar de dos formas diferentes atendiendo a si habían sido «buenos» o «malos» durante los últimos meses. Si el dios consideraba que no habían cumplido con sus deberes, hacía que se reencarnasen en animales tras el ocaso. Por el contrario, aquellos que habían obrado acorde eran libres de visitar a sus familiares.



 La entrada de los romanos y el cristianismo suavizó y transformó la tradición que, llegado el siglo XIX, viajó a EEUU de la mano de millones de irlandeses que huían de la Gran Hambruna Irlandesa desembocando cada día más en lo que conocemos. Precisamente estos irlandeses llevaron una de las tradiciones más populares: la calabaza.

El origen real, no obstante, es un poco diferente y surge del folklore irlandés del XVIII. Cuenta la historia de un tal Jack, bebedor y holgazán, que pasaba los días tumbado cuando se le apareció Satanás para llevarlo al infierno. Jack le retó a trepar al roble y, cuando el diablo estuvo en la copa del árbol, talló una cruz en el tronco para impedirle descender. Cuando Jack murió, sin embargo, no pudo entrar en el cielo debido a sus pecados en vida, y tampoco pudo hacerlo en el infierno por haber engañado al diablo. El diablo le entregó una brasa (una nabo ahuecado con forma de farol) para iluminar su camino en la noche hasta el día del Juicio Final. Los irlandeses solían utilizar nabos para fabricar sus “faroles de Jack”, pero cuando los inmigrantes llegaron a Estados Unidos vieron que las calabazas eran más abundantes y comenzó la tradición de tallar calabazas en Halloween con una vela en su interior para mantener alejados a los espíritus de las casas.
 Esta tarde, se celebra un taller infantil donde haremos una escalofriante bolsa para llevar los caramelos.

Por último, os alentamos a que escuchéis el programa de radio que se ha grabado hoy de la mano de nuestras compis de la biblioteca, Soledad y Alejandra. En él, se habla del origen de Halloween, sus transformaciones, las leyendas que han marcado el carácter de nuestra zona de la geografía, los talleres, etc. ¡¡Espero lo disfruten!!





¿TRUCO O TRATO...? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

21 MAYO 2019

La jurista Remedios de Pascual Miralles nos habla sobre algunos aspectos coincidentes en diferentes culturas sobre determinados temas relac...

Datos personales

Mi foto
La Biblioteca se encuentra situada en las dos últimas plantas del Centro Cultural Alfonso X El Sabio. Incluye : sala infantil, préstamo, hemeroteca, sala de consulta y administración y trabajos técnicos.